Thermosalud VMAT PRO

¿En qué consiste un tratamiento con ondas de choque con fines estéticos?

Las ondas de choque como tratamiento estético se utilizan para tratar la celulitis y la flacidez, y mejorar la apariencia de la piel en diferentes áreas del cuerpo, como los glúteos, los muslos, el abdomen y los brazos.
En este tipo de tratamiento, se aplican ondas de choque acústicas de baja energía en la piel y el tejido subcutáneo, lo que provoca la ruptura de las células adiposas y la estimulación del flujo sanguíneo y linfático. Esto conduce a una reducción de la celulitis, una mejora en la apariencia de la piel y una reducción en la circunferencia de las áreas tratadas. También provoca un aumento de la producción de colágeno y elastina en la dermis lo que mejora la flacidez de los tejidos.

El tratamiento con ondas de choque para celulitis y la mejora estética de la piel suele requerir varias sesiones, que pueden durar entre 20 y 30 minutos cada una, dependiendo del área del cuerpo que se esté tratando. La frecuencia y el número de sesiones pueden variar según la persona y la gravedad de la celulitis.

Es importante destacar que este tratamiento corporal de ondas de choque no es un sustituto de la dieta y el ejercicio regular, sino que es un complemento para mejorar la apariencia de la piel. También se recomienda mantener un estilo de vida saludable para obtener resultados duraderos.

Pide una cita

    ¿Qué son las ondas de choque?

    Las ondas de choque se utilizan en terapias no invasivas para tratar diversas condiciones musculoesqueléticas, como tendinopatías crónicas, calcificaciones, fascitis plantar, dolor lumbar y síndrome del túnel carpiano, entre otras. Además, su utilización en tratamientos estéticos está produciendo muy buenos resultados.

    El tratamiento con ondas de choque se basa en la aplicación de ondas acústicas de alta energía en el área afectada, lo que provoca la regeneración y la curación de los tejidos dañados. Las ondas de choque aceleran la cicatrización y disminuyen la inflamación, mejorando la circulación sanguínea y la regeneración del tejido.

    El tratamiento con ondas de choque es un tratamiento no invasivo, no doloroso y seguro, que no requiere anestesia ni hospitalización, y que puede realizarse en el consultorio del médico. La duración y la frecuencia del tratamiento varían según la condición y el paciente, pero en general se necesitan un mínimos de 10 sesiones de tratamiento para obtener resultados óptimos.

    ¿Qué beneficios tienen?

    En medicina estética, las ondas de choque (también conocidas como ondas acústicas) se utilizan para tratar diversas condiciones de la piel, como la celulitis y la flacidez, y para mejorar la apariencia general de la piel.

    Algunos de los beneficios que se les atribuyen a las ondas de choque en medicina estética son:

    • Reducción de la celulitis: Las ondas de choque pueden ayudar a reducir la apariencia de la celulitis al romper las células grasas y estimular la circulación sanguínea y linfática.
    • Mejora de la apariencia de la piel: Las ondas de choque pueden estimular la producción de colágeno y elastina, lo que puede mejorar la textura y la firmeza de la piel, reduciendo la apariencia de las arrugas y las líneas finas.
    • Mejora de la circulación: Las ondas de choque pueden estimular el flujo sanguíneo y linfático, lo que puede ayudar a reducir la hinchazón y mejorar la apariencia de la piel.
    • Tratamiento no invasivo: Las ondas de choque son un tratamiento no invasivo que no requiere anestesia ni tiempo de recuperación significativo.
    • Resultados duraderos: Los resultados de las ondas de choque en medicina estética pueden durar varios meses o incluso años si se combinan con un estilo de vida saludable y otros tratamientos de mantenimiento.

    Es importante destacar que los resultados pueden variar según la persona y que se necesitan varias sesiones para obtener resultados óptimos. También se recomienda consultar con un profesional médico antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento.

    Nuestro tratamiento corporal con ondas de choque en Madrid

    En SkinMed Clinic tenemos tratamiento facial y tratamiento corporal de ondas de choque.

    El tratamiento de ondas de choque combate los efectos más visibles de la edad en el rostro, que comienzan a manifestarse a partir de los veinticinco años. Esto se debe a la pérdida de elasticidad de las fibras de la dermis. Con la edad aumenta la degradación del colágeno y además nuestros fibroblastos empiezan a producir menos colágeno y elastina. Las ondas de choque estimulan al fibroblasto para generar más colágeno y así compensar la degradación que existe.

    Nuestro equipo VMAT PRO contiene protocolos específicos para reducir considerablemente los efectos del paso del tiempo en el rostro. Trata las arrugas más comunes (surco nasogeniano, labio superior, comisuras de la boca, arrugas en frente), así como la zona orbicular, con gran efectividad en la mejora de la flacidez y las bolsas.

    El método VMAT PRO incorpora también distintos aplicadores de uso corporal que proporcionan al centro la capacidad de combinar sus funcionalidades y ofrecer en un solo equipo hasta cinco tratamientos diferenciados.

    VMAT PRO actúa con precisión y seguridad en la reducción de la celulitis, el principal defecto estético que afecta a más del 80% de las mujeres; así como en la reafirmación de los tejidos y la reducción de la adiposidad localizada.

    Precio de un tratamiento con ondas de choque

    El precio del tratamiento con ondas de choque con fines estéticos puede variar bastante dependiendo del área del cuerpo que se esté tratando, la cantidad de sesiones necesarias y la ubicación geográfica. En general, el precio por sesión puede oscilar entre los 50 y 100€, aunque en algunas clínicas existen bonos con un número determinado de sesiones, en las que el precio por sesión es más reducido.