Blefaroplastia sin Cirugía

En SkinMed Clinic somos especialistas en blefaroplastia sin cirugía en Madrid. Disponemos de los mejores especialistas y equipos médicos para realizar nuestros tratamientos.

¿QUÉ ES LA BLEFAROPLASTIA SIN CIRUGÍA?

La blefaroplastia sin cirugía es un procedimiento médico estético que tiene como objetivo mejorar la apariencia de los párpados. Consiste en el retensado de la piel del párpado superior o inferior sin el uso de cirugía.

Este procedimiento no quirúrgico puede incluir una combinación de técnicas, como la aplicación de rellenos dérmicos, la radiofrecuencia, el láser y otros tratamientos no invasivos para mejorar la apariencia de los párpados.

Es importante tener en cuenta que la blefaroplastia laser sin cirugía no puede producir los mismos resultados que una blefaroplastia quirúrgica, pero puede ser una opción viable para aquellos que desean mejorar la apariencia de sus párpados sin someterse a una cirugía invasiva.

Pide una cita

    ¿Cómo se aplica?

    La blefaroplastia sin cirugía se aplica con un equipo láser. El láser se utiliza para estimular la producción de colágeno en la piel alrededor de los ojos, lo que puede reducir la apariencia de las arrugas y la flacidez de la piel. Durante el procedimiento, se aplica anestesia en la zona para minimizar las molestias y después se realiza el tratamiento con láser que produce pequeñas quemaduras puntiformes donde se forma una pequeña costra. El tratamiento suele durar entre 20 y 30 minutos. La costra que queda después suele durar aproximadamente una semana, durante la cuál habrá inflamación en la zona.

    En ocasiones hay que realizar varias sesiones de tratamiento, pero en algunos casos solo con una es suficiente. Si hay que repetir esperaremos al menos un mes entre sesiones. Los resultados se empiezan a notar a partir de la semana y hasta el mes.

    No es necesario ningún cuidado pre-tratamiento específico, aunque se recomienda evitar el consumo de alcohol.
    Después del tratamiento recomendamos una limpieza con clorhexidina dos veces al día y al caer las costras la aplicación de una crema regenerante.

    Como todos los tratamientos, siempre conlleva algún riesgo, aunque sea mínimo. Los más frecuentes son algún hematoma de la infiltración de anestesia, inflamación de los párpados que suele aparecer de forma frecuente y de forma más excepcional alguna quemadura o hiperpigmentación.

    En general, la blefaroplastia sin cirugía es un procedimiento seguro y efectivo que puede mejorar significativamente la apariencia de los párpados sin la necesidad de someterse a una cirugía invasiva.

    Es un tratamiento que produce un dolor leve que se tolera bien en general gracias a la infiltración de anestesia local en la zona de tratamiento. El procedimiento tiene una duración de unos 45-60 minutos.

    En ocasiones hay que realizar varias sesiones de tratamiento, pero en algunos casos solo con una es suficiente. Si hay que repetir esperaremos al menos un mes entre sesiones.

    Tras el tratamiento aparecen unas costras en la zona que tardan aproximadamente una semana en caerse y algo de inflamación. Los resultados se empiezan a notar a partir de la semana y hasta el mes.

    No es necesario ningún cuidado pre-tratamiento específico aunque se recomienda evitar el consumo de alcohol.
    Después del tratamiento recomendamos una limpieza con clorhexidina dos veces al día y al caer las costras la aplicación de una crema regenerante.

    Como todos los tratamientos, siempre conllevan algún riesgo. Los más frecuentes son algún hematoma de la infiltración de anestesia, inflamación de los párpados y de forma más excepcional alguna quemadura o pigmentación.

    BLEFAROPLASTIA LASER SIN CIRUGIA

    La blefaroplastia sin cirugía con láser de plasma produce una pequeña quemadura controlada del tejido que produce su contracción. Estas pequeñas quemaduras se realizan sobre el tejido sobrante y consiguen compactarlo, logrando que se reduzca la cantidad de tejido sobrante. El paciente tiene pequeñas costras en la zona tratada (pequeños puntos con zona sin tratar entre ellos) durante 7-10 días según la intensidad del tratamiento. Se pautan ciertos cuidados para la zona y cuando caen las costras la zona tratada queda con un color rosado. La piel rosada pasa entonces por un proceso de regeneración y tendremos unos cuidados específicos con ella hasta aproximadamente un mes después del tratamiento, teniendo además que evitar el sol en este tiempo. Una vez cae la costra el paciente puede aplicar maquillaje en la zona.

    Para bolsas en los ojos

    La blefaroplastia sin cirugía para bolsas en los ojos no suele ser efectiva, pero es importante tener en cuenta que su efectividad depende del tamaño y la causa de las bolsas.

    Normalmente para mejorar la apariencia de las bolsas en los ojos de forma no quirúrgica, elegimos otros tratamientos, normalmente el tratamiento con ácido hialurónico. Este tratamiento va a disminuir ópticamente la apariencia de las bolsas palpebrales.

    Para párpado superior

    La blefaroplastia del párpado superior sin cirugía puede ser efectiva para tratar la piel flácida en el párpado superior, pero su efectividad dependerá de la causa y la gravedad del problema. Es una técnica mediante la cual se elimina el exceso de piel y grasa del párpado superior. Durante el procedimiento, se utiliza un láser para hacer pequeñas incisiones en la piel del párpado superior y eliminar el exceso de tejido.

    La blefaroplastia superior sin cirugía es un tratamiento que produce un dolor leve que se tolera bien en general gracias a la infiltración de anestesia local en la zona de tratamiento. El procedimiento tiene una duración de unos 45-60 minutos. Después del procedimiento, se suele experimentar hinchazón que puede durar varios días y en algunos casos algún hematoma.

    pexels-cottonbro-studio-5932722
    pexels-mati-mango-2609925

    Para párpado inferior

    La blefaroplastia láser en el párpado inferior es una técnica que se utiliza para corregir el exceso de piel en el área inferior del ojo, que suele producir arrugas en esta zona y sensación en muchos casos de bolsa sin haber propiamente una bolsa grasa visible.

    Durante el procedimiento, se realizan unas pequeñas quemaduras en la zona del párpado inferior que ayudan a retraer la piel y a conseguir reafirmarlo. Estas quemaduras producen una serie de puntos en la zona con costra que duran alrededor de una semana.

    La blefaroplastia inferior sin cirugía se realiza bajo anestesia local. El procedimiento puede durar entre 30 minutos y una hora, dependiendo del exceso de piel de la zona, las arrugas, etc.

    ¿Qué ventajas tiene?

    La blefaroplastia láser sin cirugía tiene varias ventajas:
    Es un procedimiento menos invasivo ya que no requiere cortes ni incisiones, lo que significa que hay menos riesgo de infección, cicatrización visible y menor tiempo de recuperación. Con la blefaroplastia sin cirugía existe menos dolor y molestias después del procedimiento que la blefaroplastia quirúrgica.

    Por otro lado, los resultados son sutiles y se consigue menor retracción que con una blefaroplastia quirúrgica.

    La blefaroplastia sin cirugía nos permite un tratamiento personalizado que puede adaptarse a las necesidades y objetivos específicos de cada paciente.

    Es importante tener en cuenta que los resultados de la blefaroplastia láser sin cirugía pueden variar dependiendo de la gravedad del problema y las características individuales de cada paciente.

    ¿CUANTO CUESTA LA BLEFAROPLASTIA? PRECIOS EN MADRID

    En cuanto a la blefaroplastia sin cirugía y precio, este puede variar dependiendo de la gravedad del problema, el prestigio del médico y la clínica, y otros factores.

    En general, lo que cuesta la blefaroplastia sin cirugía en Madrid puede oscilar entre 500 a 1000 euros por sesión.

    Es importante tener en cuenta que algunos pacientes pueden requerir más de una sesión para lograr los resultados deseados, lo que puede aumentar el precio de esta blefaroplastia sin cirugía.